El sabado me fui a comprar al Mercadillo del agricultor y no lo pude evitar, faltaba la Reina de las salsas en mi pequeño trozo de cielo, asi que por un euro me compre la albahaca, en la foto sale despuntada, si es que nada mas traerla la use para una salsa con tomate!

Ayer estaba releyendo “The Kind Diet”  y se me cruzaron los cables de repente, cerre el libro, fui hacia el vaso donde tengo guardados a buen recaudo todas las pocas semillas que voy acumulando y coji el sobrecito de las minizanahorias redondas. Al lado de la albahaca vereis que hay un espacio vacio, pues ya no, esta petado de semillas de minizanahorias redondas plantadas por mis dos hijos.

Jael, el mayor, se emociono tanto de haberlas plantado que se sento ” a esperar a que crecieran” tube que con una sonrisa explicarle que tardaria un poco mas en crecer pero que no se preocupara que yo le avisaria.